La falta de lluvias disminuye la cosecha de miel

Francisco Hernández – presidente de ApiGranca, Asociación de Apicultores de Gran Canaria

“Habrá menor participación y la variedad de las mieles presentadas también será menor” en el Concurso Oficial de Mieles de Gran Canaria, cuyo plazo para presentar solicitudes finalizará el próximo día 24 de octubre. Esa será una de las consecuencias, según ha explicado a CANARIAS EMPRESARIAL el presidente de ApiGranca, Asociación de Apicultores de Gran Canaria, Francisco Hernández, de la bajada de producción de miel en Gran Canaria en los últimos tres años, “siendo este último el peor, con diferencia”. El motivo es, como explica el experto, “por falta de precipitaciones”, más acusada en la zona sur, y “por el comportamiento errático de las estaciones” en la zona norte. Hernández no es optimista en cuanto al aumento de las lluvias en los próximos años, porque según dice “el cambio climático está ahí y las abejas son un indicador de que algo está pasando”.

-¿La poca cantidad de miel que hay en la campaña de 2019 ha sido el motivo de que la Feria de la Miel de Valsequillo se haya convertido este año en Feria de Artesanía y Miel?

“No soy la persona adecuada para contestar a esta pregunta porque no he participado en la organización de la feria. No obstante, es cierto que ha costado encontrar a apicultores para participar por falta de miel. Lo de que fuera acompañado de Artesanía, creo que ha tenido que ver con que la han hecho coincidir con las fiestas de San Miguel y querían darle un valor añadido a la misma”.

-Si la cosecha de este año está en un 10% de lo que era habitual, ¿en el resto de islas del archipiélago ha sido parecido?

“Este año ha habido una disminución importante de la producción en general, mucho más acusada en la zona sur por falta de precipitaciones y también en la zona norte por el comportamiento errático de las estaciones, aunque este punto nos ha cogido a todos por sorpresa, dado que no recordamos que esto se haya producido en años anteriores y aún estamos evaluando el motivo de la escasa cosecha”.

-¿Este porcentaje de producción se podrá mejorar en los últimos meses del año?

“No, a partir de octubre, las abejas se preparan para la invernada y no acumulan miel. Son meses improductivos y en ellos la tarea del apicultor consiste en mantener las colmenas sanas y fuertes hasta la llegada de la primavera”.

-Esta disminución de la producción, que como usted dice, es mucho más acusada en la zona sur por falta de precipitaciones y también en la zona norte por el comportamiento errático de las estaciones, ¿Dentro de los ciclos del clima, podrá cambiar en los próximos años? ¿Aumentará la frecuencia de lluvias?

“Bueno, ya sabemos que la meteorología es impredecible y que muchas veces responde a ciclos más o menos largos. Lo que es cierto es que llevamos 3 años malos en apicultura, siendo este último el peor, con diferencia. No nos atrevemos a pronosticar cómo serán los próximos años, pero sin duda, el cambio climático está ahí y las abejas son un indicador de que algo está pasando”.

-¿Esta situación tan negativa puede provocar que mueran un porcentaje alto de abejas de las colmenas de la isla?

“Sin la intervención de los apicultores, un año como este daría como resultado una pérdida de más de la mitad de las colmenas. Por suerte para las abejas, siempre hay alguien ocupándose de ellas y en estos tiempos de vacas flacas, se les suministra alimento para que puedan llegar a la próxima primavera, con la esperanza de que el año sea próspero”.

¿Cómo puede afectar la escasez de miel al Concurso Oficial de Mieles de Gran Canaria, cuyo plazo para presentar solicitudes finalizará próximamente, el día 24 de octubre?

“Pues afecta directamente. Habrá menor participación y la variedad de las mieles presentadas también será menor. No obstante, el concurso se hará y en la mesa de cata se valorará la calidad de la producción. Sería interesante conocer el parecer de los integrantes del jurado una vez realizadas las catas para pedirles una opinión sobre el sabor de las mieles de este año.

Como curiosidad, decir que en años secos, las mieles suelen ser más oscura”.

Fuente: Canarias Empresarial

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *