Maraseo miel

La década de los setenta del siglo veinte amanecía;
en las pupilas de un niño, su mirada reflejaba
la imagen de su abuela recién fallecida.
En el Incensal, junto a la cueva donde moraba,
el abuelo un corcho de abejas al risco arrimado tenía.

Aquella tarde, había venido el apicultor a hacer la castra.
-¡Cuidado, nadie se acerque, que las abejas están alteradas!

En la mano desnutrida del chaval, un churro de cera goteaba.
Su boca lametazos al panal lanzaba, hambrienta.
No cató el infeliz que entre la miel una abeja, aprisionada,
por liberarse luchaba cada embate de la lengua.

Muchacho de siete años aquel delicioso manjar,
después de apuñada la miel, saboreaba.
Dejó abeja en su lengua su marca para siempre fijada.
Inoculó la sustancia que una adicción iniciaba.

Para siempre el chiquillo quedó enamorado
de aquella tarea que sus antepasados atesoraban.
Sin avisar, junto al néctar prisionero,
melífico cupido alado dejó lanzada.

“Maraseo miel » nació de aquella aguijonada.
sonoro susurro alado en Hoya Maraseo
despierta cuando desvanece el rocío,
saluda al sol entre montañas, de su lecho,
entre las flores, recién levantado.

Sabor que derrama a manantiales
la tierra que un día me viera nacer,
aroma que la alfombra florida
esparce primaveral entre los riscales,
ámbar de las entrañas de la tierra nacido,
néctar de campo recién recolectado,
regala Maraseo entre cristales atesorado.
Rica esencia del campo canario
a sus labios las abejas y mis manos,
delirio de fragancias, sabores y colores,
con amor y dedicación, placer de los sentidos,
encantados encantos cada primavera,
regalamos yo y mis abejas,
remanso de sabor recién recolectado.

Perdurable pasión que dura toda una vida,
recuerdo de Inés, la abuela fallecida,
rescoldo de aquella mujer que vive cada día
llena mis pensamientos de melancolía.
Apicultor que de niño recibió el hálito de la colmena
lleva en sus venas sangre de abejas,
apis melífera su alma, florido campo en su mirada,
y en su mano, esta miel que te regala.

Juan Félix Díaz Quintana

Descarga el Tríptico de Mieles Maraseo para conocer todos sus productos.

También tienes la posibilidad de ampliar conocimientos sobre Las propiedades del propóleos.

Primer premio a la miel ámbar en 2015 y 2016. Mención especial a la Mejor Miel de G.C. 2019.