Recogida de enjambres

A los miembros de la  Asociación de Apicultores de Gran Canaria nos preocupa mucho el bienestar de las abejas y de los polinizadores en general.

Debes saber que una vez capturado un enjambre se ha de seguir un protocolo adecuado para asegurar su supervivencia. Se trasladan a unos apiarios especiales, conocidos como lazaretos, donde pasan un periodo de cuarentena por posibles enfermedades, son alimentados y tratados para no contagiar a otras colmenas. Muchas veces se les sustituye la reina por otra más joven, sana y de la raza autóctona abeja negra canaria para evitar la hibridación.

En nuestra asociación tenemos varios socios dispuestos a capturar enjambres y  darles una nueva casa para que puedan desarrollarse. Si has visto un enjambre y deseas que lo recojamos rellena el siguiente formulario, teniendo en cuenta que necesitamos que nos comuniques tus datos de contacto (nombre, correo electrónico y teléfono), lugar en el que se posó el enjambre, el municipio y que nos envíes algunas fotos.

Muchas veces con una simple foto podemos determinar si verdaderamente se trata o no de un enjambre de abejas y también nos ayuda a saber el material con el que debemos acudir al lugar para hacer bien el trabajo de rescate.

Agradecemos mucho tu colaboración.





    Por qué enjambran las abejas

    Con la llegada de la primavera y comenzar la explosión de la floración estacional y aumento de temperatura, las colonias aumentan su actividad al disponer de mayor cantidad de reservas,  tienden a mostrar una mejor salud y se produce un aumento exponencial de la población en la colmena. Por varios motivos, es el momento de producirse el fenómeno de la enjambrazón, un proceso natural de reproducción de los enjambres y un medio para conseguir perpetuar la especie: la reina y una parte de la colonia abandonan la colmena en busca de un nuevo asentamiento, dejando al antiguo enjambre con una reina joven.

    En un primer momento harán un vuelo corto y se posarán cerca, esperando que algunas abejas encuentren un lugar seguro donde asentarse definitivamente, a no más de cinco kilómetros de donde partieron.

    Si ves un enjambre posado en alguna zona de un espacio público o incluso privado, formando la típica pelota de abejas debes saber que no es peligroso a menos que se les moleste. Hay algunas cosas que irrita a las abejas y que debes conocer: movimientos bruscos de las manos, ruidos, algunos olores como el perfume o el color negro. Así que lo mejor que puedes hacer es alejarte cuanto antes y que llames por teléfono al 112.