110.000 firmas para proteger a las abejas

El veterinario y biólogo Enrique Simó Zaragoza  desde hace 25 años tiene un oficio apasionante: es apicultor. Si le hubieran dicho hace 30 años que se dedicaría a esto no se lo habría creído pero ahora que lo ha descubierto no puede estar más agradecido por todo lo que le ha dado este oficio. Las abejas son un tesoro gracias al cual tenemos más del 70% de los alimentos que comemos según la FAO. Por eso debemos protegerlas URGENTEMENTE.

¡Ayuda a conseguir 150.000 firmas!

Sin abejas no habría alimentos, ni vida en el planeta. Necesitamos que la UNESCO declare patrimonio de la humanidad el milenario oficio de la apicultura para garantizar la protección de las abejas y la de un sector imprescindible. Por favor, firma y comparte con tus contactos, necesitamos ser muchos. 

9 razones para firmar esta petición:

  1. La apicultura es un oficio milenario imprescindible para nuestros ecosistemas naturales y agrarios y que está en una situación límite. El balance de las últimas campañas apícolas, es realmente preocupante con un descenso de la cosecha de miel que supera el 40 % y a pesar de ello los precios de venta ofertados a los apicultores están por debajo del coste de producción.
  2. La importancia de la apicultura en nuestros territorios se destaca en las escenas de recolección de miel representadas en las pinturas rupestres. En la cueva de la araña Bicorp, se localiza la primera imagen de recolección de miel a nivel mundial y está incluida en el arte rupestre levantino que fue declarado por la UNESCO en 1998, bien de interés cultural Patrimonio de la Humanidad. Además, en septiembre del año 2021, ha sido publicado un nuevo hallazgo en un abrigo de Castellote (Teruel), de una nueva pintura correspondiente al arte rupestre levantino. En la escena de hace 7.500 años, muestra a una persona que trepa por una escala de cuerdas en busca del producto de una colmena mientras algunas abejas revolotean a su alrededor. Son símbolos universales de la apicultura que nos habla de que hace unos 7000 años las primeras sociedades productoras de nuestro territorio ya tenían una relación primordial con la apicultura. La apicultura ha sido pionera en el estado español y ha ocupado una posición dominante en la segunda mitad del siglo XX y queremos que siga siéndolo también en nuestros días.
  3. Los productos apícolas pueden importarse de cualquier parte del mundo, hundiendo la economía de nuestros productores, pero no la polinización de nuestros ecosistemas. Cada vez que consumimos miel de nuestros productores, estamos ayudando a la polinización de nuestros ecosistemas.
  4. La polinización contribuye directamente en la regeneración de ecosistemas y en la conservación de especies amenazadas (vegetales y animales), favoreciendo así la fructificación y la producción de semillas de especies cultivadas y silvestres.
    En España el beneficio en polinización, sólo en el sector agrario, se estima que supera los 4000 millones de euros anuales. En todo el mundo ese beneficio se estima que superaría los 153.000 millones de euros al año.
  5. El principal tesoro con el que nos obsequian las abejas es la polinización y la salud de nuestro planeta depende de ella. La miel, el polen, la cera, la jalea real, el propóleo etc son tesoros secundarios.
  6. Las abejas y los insectos polinizadores son los pilares de la biodiversidad y bioindicadores de la salud de nuestro planeta.
  7. Nuestra apicultura está en la cuerda floja al límite de la rentabilidad, inmersa en una grave crisis de precios y asfixiada por problemas sanitarios. El déficit de polinización es la consecuencia más grave del denominado “síndrome de despoblamiento apícola” que provoca en todo el mundo la muerte de millones de colmenas al año.
  8. Las abejas existen en la tierra desde hace 60 millones de años y pueden sobrevivir sin los humanos. El Homo sapiens apenas lleva 250.000 años en el planeta y no puede sobrevivir sin las abejas. Un tercio de la dieta humana procede directa o indirectamente de la polinización realizada por las abejas.
  9. Además, España es uno de los pocos países del mundo donde todavía se conserva inalterada la raza de abejas autóctona (Apis mellifera iberiensis) y todavía estamos a tiempo de salvarla.

¡Ayuda a conseguir 150.000 firmas!

Muchas gracias por tu apoyo, juntos conseguiremos que la UNESCO declare Patrimonio de la Humanidad la apicultura. Firma y comparte. 

¡PROTEJAMOS LAS ABEJAS!

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.