Biología reproductiva del tasagaste (alfalfa arbórea)(Chamaecytisus palmensis) en Nueva Zelanda

 

El tasagaste  (Chamaecytisus palmensis (Cristo) es nativa de la isla de La Palma, Islas Canarias, y se introdujo por primera vez en Nueva Zelanda a fines del  XIX o principios del siglo XX, ya sea para ensayo como planta forrajera o para setos y abejas.. En 1919 se informó que se había establecido en la naturaleza; ahora está bastante extendido y es particularmente común en áreas costeras secas como la península de Banks. 

El valor de C. palmensis como planta forrajera y de alimento de abejas ha sido recientemente enfatizado. El objetivo de este estudio  es proporcionar información sobre la biología reproductiva del tagasaste que podría ser útil en la investigación y el desarrollo futuros de esta especie.

La biología reproductiva del árbol de alfalfa o tagasaste, Chamacytisus palmensis (Leguminosae) fue investigada en dos poblaciones, una naturalizada y otra cultivada, en Port Hills, Canterbury. Las poblaciones florecieron a fines del invierno y la primavera. Las numerosas flores de la inflorescencia contenían néctar y fueron visitados por  variedad de insectos, pero solo los abejorros participaban en la operación de las flores: tanto los abejorros como las abejas roban las flores de néctar a través del cáliz, pero esto no suele dañar directamente el ovario. La autopolinización se registró en la etapa tardía del brote y el polen germinó en los estigmas y se infiltró en los estilos de estas flores no visitadas y sin tropezar. La especie es autocompatible.

Bajo la polinización abierta, la producción de fruta varió del 4 al 55% para plantas individuales. Aunque muchos óvulos comenzaron a convertirse en semillas, el aborto redujo la producción de semillas por vaina a alrededor del 50% para ambas poblaciones. Dentro de las vainas, los óvulos en las posiciones distales se desarrollan con mayor frecuencia en semillas. De los óvulos disponibles para ser fertilizados en la floración, solo el 5% para la población naturalizada y el 16% para la población cultivada. desarrollado en semillas. La diferencia entre las dos poblaciones se debió en gran medida a una diferencia en la proporción de flores que dan fruto en lugar de la producción de semillas por vaina.

C. J. Webb & Juliet E. Shand (1985) Reproductive biology of tree lucerne(Chamaecytisus￿palmensis, Leguminosae), New Zealand Journal of Botany, 23:4, 597-606, DOI:10.1080/0028825X.1985.10434230

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *