78 Asociaciones piden a la Comisión una moratoria sobre la genética dirigida

Debido a la alarma sobre la disminución a nivel mundial de las poblaciones de las abejas y otros polinizadores, las empresas agroquímicas planean liberar una superabeja modificada genéticamente resistente a los mismos productos que ellas producen y comercializan. Desde ApiGranca estamos sensibilizados con esta problemática y por ello hacemos un seguimiento de las iniciativas que se producen a nivel europeo, apoyando y participando en coaliciones internacionales que defienden las razas de abejas locales y los polinizadores.

En una carta abierta enviada el pasado 30 de junio, 78 asociaciones europeas, solicitan a la Comisión Europea que prohíba en Europa y en todo el mundo la difusión de cualquier organismo genéticamente modificado resultante de la manipulación génica dirigida.

El forzamiento genético es una nueva aplicación de una técnica de edición del genoma (CRISPR / Cas9) que permite «reprogramar» o erradicar poblaciones de animales, o incluso especies enteras. Esta aplicación tiene como objetivo modificar mosquitos, ratones, moscas de la fruta y otros organismos en el laboratorio a la vez que garantiza que esta modificación se propague automáticamente a toda la especie en unas pocas generaciones. Por lo tanto, la genética dirigida permite reemplazar a los individuos naturales con individuos modificados y eludir las leyes de herencia y selección natural.

Con el apoyo de Greenpeace, Friends of the Earth y Save our Seeds, esta carta reúne a organizaciones establecidas en toda Europa y que trabajan por el medio ambiente, la agricultura, el bienestar animal o la ayuda al desarrollo. Las organizaciones firmantes hacen un llamado a la Unión Europea para que abogue por una moratoria global sobre la liberación de organismos genéticamente modificados mediante genética dirigida en la próxima Conferencia de las Partes (COP 15) del Convenio de las Naciones Unidas sobre la Diversidad Biológica (CDB). En enero pasado, el Parlamento Europeo ya había pedido una moratoria de ese tipo en una resolución, respondiendo así a un llamado de más de 200 signatarios europeos e internacionales.

Los laboratorios y compañías de biotecnología planean liberar insectos, mamíferos o aves con genes modificados a los ecosistemas. Sin embargo, es imposible anticipar o controlar las consecuencias del despliegue en la naturaleza de tales OGM, advierte Nicolas Laarman, delegado general de POLLINIS. El principio de precaución es esencial y la Comisión Europea debe optar por una moratoria ”.

En ApiGranca hemos traducido esta Carta Abierta a la Comisión Europea.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *