Abejas: Defensora del Pueblo Europeo contra la Comisión

Durante una conferencia, la Defensora del Pueblo Europeo Emily O’Reilly no ocultó su exasperación por la actitud recalcitrante de la Comisión y el Consejo sobre las solicitudes de acceso a los documentos. Cita el caso emblemático de los “ensayos con abejas” en el que POLLINIS lleva luchando desde 2018 para conocer los motivos del bloqueo de estos protocolos de evaluación de la toxicidad de los plaguicidas para los polinizadores.

La negativa de la Comisión Europea a enviar a la ONG francesa POLLINIS los documentos relacionados con el bloqueo de los “ensayos con abejas” se ha convertido en un caso de libro de texto de la opacidad de las decisiones europeas.

Durante una mesa redonda sobre el derecho de acceso a los documentos de la Unión Europea, la defensora del pueblo europea, Emily O’Reilly, volvió a esta escandalosa saga, en la que POLLINIS lleva varios años luchando por acceder a los documentos del comité técnico encargado del expediente, SCoPAFF y arrojar luz sobre el bloqueo de estos protocolos establecidos desde 2013 por la autoridad sanitaria europea (EFSA) para detectar la toxicidad real de los plaguicidas en los polinizadores antes de su comercialización.

“Cuando la ONG francesa POLLINIS buscó conocer la posición de los Estados miembros para ejercer su influencia y su derecho a participar en la vida democrática de la UE, la Comisión Europea que preside el comité (SCoPAFF) respondió que le denegaba el acceso a documentos con el pretexto de que «proteger las deliberaciones» era de mayor interés general «, detalló la defensora del puebo el 15 de noviembre durante la mesa redonda que tuvo lugar en los locales del Consejo Europeo en Bruselas.

“Que ese interés era mayor que el de los ciudadanos por conocer la posición de los Estados miembros sobre plaguicidas, biodiversidad, abejas… Deliberar durante 6 meses o incluso 2 años, vale. Pero deliberar, como se hace aquí desde hace 8 años, no es realmente… racional ” , arremetió frente al panel formado por Vera Jourova, Comisaria europea de Justicia, Consumidores e Igualdad de Género, Heidi Hautala. Vicepresidenta del Parlamento Europeo y Reijo Kemppinen, Director General de Comunicación del Consejo de la Unión Europea.

El acceso a los documentos de las instituciones es un derecho concedido desde 2001 a los ciudadanos y miembros de la sociedad civil que lo soliciten para mejorar la transparencia de las decisiones europeas. Sin embargo, los obstáculos a este derecho son numerosos, señalaron los participantes de la mesa redonda. Algunas agencias europeas están agregando requisitos ilegales para restringir las solicitudes de acceso (necesidad de proporcionar una tarjeta de identidad, número de solicitudes limitado a dos, etc.). 

En la práctica, los tiempos de acceso suelen ser demasiado largos y las instituciones, que pueden negarse a hacerlo en determinadas condiciones y por motivos específicos, recurren con demasiada frecuencia a estas excepciones. Así, una cuarta parte de las solicitudes dirigidas al Defensor del Pueblo Europeo cada año se refieren a solicitudes de acceso a documentos de las instituciones. 

Es en este contexto que POLLINIS se acercó a la mediadora europea en 2018 para intentar arrojar luz sobre el escandaloso bloqueo de los “ensayos con abejas”, tras la negativa de la Comisión a permitirle el acceso a los archivos de SCoPAFF, incluidos los estados miembros de las deliberaciones y sus posiciones. Emily O’Reilly coincidió entonces con la asociación en mayo de 2019, creyendo que la Comisión había mostrado una «mala administración» , y que era «fundamental entender cuáles eran las posiciones de los distintos representantes de los Estados miembros en un sistema democrático que es responsable ante sus ciudadanos «.

A principios de 2020, POLLINIS reformuló una solicitud de acceso a los archivos de SCoPAFF, pero se opuso a una nueva negativa de la Comisión Europea que argumentó que en ausencia de un interés público primordial, los documentos no deberían ser divulgados para no “socavar seriamente el proceso de toma de decisiones” .

En Europa, el sistema de registro de plaguicidas, que todavía permite la comercialización de plaguicidas tóxicos para las abejas melíferas y los polinizadores silvestres, está obsoleto. Sin embargo, desde 2013 existen «ensayos con abejas» completas, actualizadas según los últimos conocimientos científicos. Pero nunca se han aplicado y la adopción de las nuevas directrices ha sido aplazada unas treinta veces por los Estados miembros reunidos dentro de SCoPAFF. Protegidos por la opacidad que reina en torno a este comité, estos países y la Comisión Europea nunca han tenido que explicar públicamente esta obstrucción. 

POLLINIS continúa su lucha por la transparencia ante los tribunales y por ello interpuso el 15 de junio de 2020, a través de su abogada, Me Corinne Lepage, un recurso de apelación contra esta decisión ante el Tribunal General de la Unión Europea.

Logotipo de Pollinis
Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *