Eligiendo espátula o rasqueta de apicultor

Después del ahumador, la herramienta más versátil de un colmenero es la espátula de apicultor o rasqueta, con ella realizará gran parte de las labores en las visitas cotidianas, por lo que es conveniente conocer su uso y como escoger la adecuada.

Aunque cada uno de nosotros elija las herramientas que más nos gustan, este artículo pretende analizar la oferta del mercado para que cada cual escoja aquello que más le interese.

Espátula europea y americana.

Espátula europea
Espátula Americana
Multifunción
Espátula Ergo

 


 En España, la Cuchillería Albacete es una más de las empresas nacionales con larga tradición en la fabricación de utillería para apicultura y ofrece varios modelos de rasquetas. Yo siempre usé la espátula europea, y junto a la americana han dado lugar a todas las demás.

La rasqueta europea destaca por su ajustado tamaño y peso, construida en acero inoxidable, por un lado es espátula y por el otro rasqueta.

La espátula americana, es un poco mayor, y sustituye la rasqueta por una punta a modo de pulgar que facilita la extracción de cuadros.

Las versiones multifunción suelen tener un mango de madera que no me terminan de convencer por motivos higiénicos. Los inevitables restos de propóleo que se adhieren a las herramientas de acero se limpian y desinfectan fácilmente con el soplete y un poco de alcohol. 

Rasqueta Mixta

Entre todos lo modelos del mercado, me he decantado por una combinación de las dos ideas originales, esto es, una europea dotada con un gancho curvo. Veamos como la empleo.

1.- Espátula. Separar elementos de la colmena pegados con propóleo, (entretapa y cuerpos de la colmena), limpieza, romper puentes, romper celdas reales, separar cuadros contiguos y despegarlos de sus apoyos.

2.- Lado curvo de rasqueta europea. Empuje y rasqueta.

Para separar la entretapa, los cuerpos de la colmena, excluidores, ,,, se utiliza el lado espátula, pero el poder dar un golpe sin esfuerzo  por el extremo contrario con el empeine de la mano en ese lado curvo te facilita mucho el trabajo. Es lo primero que hago al abrir la colmena y te acostumbras nada más hacerlo, la madera sufre menos de esta manera.

Con la rasqueta se pueden limpiar de cera y propóleo los cabezales de los cuadros o los laterales.

3.- Dedo Pulgar, gancho, de la espátula americana.  Puedes romper puentes con este gancho y limpiar de propóleos la ranura donde se apoyan los cuadros, pero su utilidad principal es levantar sin esfuerzo los cuadros despegándolos de sus apoyos. Hay dos versiones de este gancho, uno liso y otro aserrado. No le he visto utilidad a que sea dentado sino lo contrario, dificultad para su limpieza.

4.- El agujero que trae, algunos opinan que sirve para sacar clavos, yo no lo he hecho nunca, otros que para colgarlo.

5.- Su peso y tamaño son fantásticos. Enseguida notas que tienes una buena herrramienta en las manos. El acero inoxidable facilita su limpieza y su durabilidad es enorme.

6.- Su precio es muy bueno. En el mercado existe una variación de este modelo con diferentes nombres,  «Ergo» o «ninja»,  pero de precio mucho mayor.

Hasta aquí ha llegado este somero análisis, cada uno que escoja su preferida. A continuación hacemos un poco de historia sobre las herramientas para el castrado de corchos, de donde han surgido las actuales rasquetas de apicultor.

AMPLIACIÓN: Un poco de historia.

En la sección de ApiGranca Biblioteca Clásica se recopila una importante colección de libros españoles sobre apicultura, desde escritores romanos, árabes o judíos hasta el siglo XVIII. España ha tenido mucho que decir en el tema de la apicultura y parece que la literatura anglosajona trata de obviar. En el libro Perfecta y curiosa declaración de los provechos grandes que dan las colmenas bien administradas, publicado en 1621 el apicultor español Jaime Gil nos describe de una manera clara las herramientas que un buen colmenero debe usar, de manera que habla de las ahumaderas, cortaderas y tempanadores, es tan preciso Gil que habla incluso de la ropa que hay que usar.

Ahumaderas

Jame Gil cita infinidad de veces como ahumar una colmena para calmar a las abejas, afirmando que el buen humo es el de boñiga de cualquier cabalgadura. Algunos se valían de una teja como ahumadera teniendo cuidado que el fuego no se cayese por delante, pero muchas veces se solía quebrar la teja, cayendo ascuas al suelo con el posible peligro de incendio que ello entrañaba. Otros preferían una cazuelilla de hierro, ancha de abajo y estrecha arriba, con la mitad superior perforada con agujeros por donde salía el humo. La cazuela se asía y gobernaba con un mango de hierro continuado con otro de madera.

El ahumador actual es un invento de Moses Quinby en 1875.

Cortaderas. (En Canarias también son llamadas castraderas).

Nos habla Jaime Gil de dos tipos de cortaderas, que deben ser aceradas y con buen temple. Una de ellas con forma plana, con una punta  de dos dedos de ancho por cuatro dedos de largo,  afilada en sus tres bordes, para que sirva también de cuchillo, el mango de hierro debe ser de tres cuartas para que entre hasta la cruz de la colmena.

La otra cortadera sea como un yerro de pica y algo más prolongado y es-
trecho, por las dos partes cortante, la punta aguda y en ángulo recto unos dos dedos como mucho,  porque es para cortar los panales que vienen de punta y la vuelta de la cortadera sea como la de una hoja de azucena ya salida.

Algunos colmeneros combinaban estas dos cortaderas en una sola a la hora de castrar, pero solían llenarse las manos y cortaderas de miel. Aconsejaba Jaime Gil también llevar un cuchillo, así como un cubo con agua para la limpieza de manos y herramientas.

Tempanadores.
Para quitar la tapa de las colmenas, se usaban los tempanadores, que son unos yerros que por la una parte son escoplos, un dedo de anchos y fuertes para entrar el tempanillo (tapa)  apalancando y sacarlo de la misma
suerte; y por la otra parte tiene un como gancho agudo, vuelta la punta fina-
mente en cuadro.

 

 

One Comment
Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *