Área de Congregación de Zánganos

La apicultura es la ganadería más complicada a la hora de elegir las líneas genéticas que el apicultor desea mantener. Esto es debido a la biología de las abejas melíferas con dos aspectos muy específicos: por un lado su reproducción es por partenogénesis, con machos haploides procedentes de huevos sin fecundar y hembras diploides nacidas de huevos fecundados;  y por otro, el apareamiento se produce en los vuelos nupciales de las reinas vírgenes que pueden copular con un par de docenas de machos, fuera totalmente del control del apicultor. Podríamos añadir que la reina puede sufrir cualquier tipo de percances en estos vuelos, resultar lastimada, mal fecundada, perderse a la vuelta o servir como alimento a sus depredadores.

Algunos  apicultores han podido controlar las líneas gracias a la fecundación artificial, pero ésta es llevada a lo sumo con 7-8 zánganos, para no afectar la salud de las reinas con una manipulación excesiva, y el resultado no acaba siendo totalmente satisfactorio puesto que las reinas tienen menor longevidad que las fecundadas libremente y la mayoría de las veces son reemplazadas a los pocos meses por sus propias hijas.

También se han utilizado zonas específicas para una fecundación controlada, para lo que se incentiva una mayor producción de zánganos mediante láminas de cera con una celdilla mayor. Esto a veces ocasiona riesgos de enjambrazón descontrolada.

La investigación científica se ha orientado en el estudio del comportamiento de apareamiento de las abejas melíferas, descubriendo que hay zonas donde los zánganos se congregan a la espera de las reinas vírgenes.

Estrategia reproductiva en himenópteros

La poliandría es el apareamiento de una hembra con varios machos. En Himenoptera la poliandría genera una alta diversidad genética en la colonia, lo que se traduce en buen estado de salud de la colonia y mejora su productividad y aptitud. La estrategia reproductiva de las abejas melíferas consiste en minimizar el tiempo de apareamiento, realizando la menor cantidad de vuelos nupciales de la reina (~7) para aparearse con el mayor número posible de zánganos (hasta ~30). La reproducción ocurre en zonas denominadas áreas de congregación de zánganos (ACZ).

El Área de Congregación de Zánganos ó ACZ ( en inglés, DCA Drone Congregation Area) es el área donde los zánganos sexualmente maduros se congregan y esperan a las reinas vírgenes. Esta zona se ubica en el mismo lugar año tras año y la presencia de una reina no es una necesidad para su formación.

Las áreas de congregación de zánganos reúnen a zánganos y reinas de un área amplia, protegiéndolos contra la endogamia. Un solo DCA puede contener entre varios cientos y 30.000 zánganos procedentes de hasta 240 colonias diferentes. Este gran número asegura que se lleve a cabo una mezcla de genes adecuada.

Los DCA se forman en áreas protegidas de los vientos donde el vuelo no se ve obstaculizado. No hay obstáculos dentro del DCA, pero debería haber algunos a su alrededor para protegerse del viento y ayudar a las abejas con la orientación. En condiciones climáticas óptimas, los zánganos en un DCA patrullan una zona de 100 a 200 m de ancho a una altitud de 5 a 40 m, y esta área se vuelve más pequeña en condiciones climáticas menos favorables. Cuando una reina entra en un DCA, un enjambre de zánganos perseguidores se forma rápidamente detrás de la reina en una formación en forma de cometa. Las fronteras del DCA están bien definidas, y cuando una reina lo abandona, los zánganos dejan de perseguirla rápidamente.

La mayoría de los zánganos en un DCA provienen de colmenares cercanos. Más del 96% provienen de colmenares ubicados a una media de 900 m del DCA. Transitan entre su colmenar y el DCA a través de vías de migración que pueden formarse en áreas protegidas de los vientos por el paisaje o por los edificios. Solo el 0,5% de estos zánganos se aparean con éxito con una reina. Desde un punto de vista biológico, cuanto más cerca está el DCA del colmenar, mayores son las posibilidades de que un zángano se aparee con éxito. Dado que los zánganos esperan a las reinas y no pueden volar indefinidamente, una distancia de tránsito corta aumentará el tiempo que pueden pasar en un DCA.

Los zánganos alcanzan la madurez sexual entre 10 y 12 días después de la emergencia. Durante ese tiempo, consumen polen y néctar, aumentando su fuerza y ​​sus reservas de esperma. Hacia el final del proceso de maduración,  comienzan sus primeros vuelos, que al principio serán cortos y de orientación y más tarde vuelos largos de  apareamiento  de 32 ± 22 minutos. La duración del vuelo está limitada por la miel que pueden almacenar en su cosecha y entre dos vuelos de apareamiento pasan un promedio de 17 minutos alimentándose dentro de la colmena. Los zánganos no necesariamente regresan a su colonia nativa y pueden optar por detenerse en una colonia más cercana al DCA que están visitando. El clima influye en gran medida en la actividad de vuelo de los zánganos. El clima favorable incluye un cielo soleado o parcialmente nublado, temperatura en el rango de 19-38ºC y viento por debajo de los 22 km / h. Normalmente, la actividad máxima de vuelo de apareamiento ocurre entre las 2 p.m. y las 5 p.m.

Si el tiempo y el clima lo permiten,  pueden realizar hasta cuatro vuelos por día.

Los zánganos eligen un área de congregación que está relativamente cerca de su propia colmena. Pero las reinas viajan distancias mayores, quizás 2 o 3 millas hasta un DCA. Esta es otra forma en que se evita que las reinas jóvenes se apareen con sus hermanos.

Dónde encontrar un área de congregación de zánganos

Curiosamente, las áreas de congregación de zánganos reaparecen en el mismo lugar año tras año a pesar de que solo  viven unas pocas semanas y las reinas se aparean solo en el primer año. Algo que no sea la memoria permite a los zánganos recién nacidos encontrar un área establecida. Algunos investigadores piensan que ciertas características geográficas o patrones de vegetación pueden indicar un lugar favorable, uno que se selecciona durante años sucesivos. Además, algunos piensan que una feromona masculina puede atraer a los machos entre sí, lo que les permite fusionarse en grandes cantidades.

Se pueden encontrar múltiples áreas de congregación de zánganos dondequiera que existan colonias de abejas melíferas y los záganos pueden volar entre estas áreas en rutas establecidas conocidas como rutas migratorias. Un zángano puede volar de un DCA a otro, probando suerte en diferentes lugares. Desde abajo, un DCA activo suena como un enjambre.

La estrategia de la reina y el cometa de zánganos

La reina intentará evitar la endogamia y cruzarse con machos que sean sus hermanos o familiares, cuando esto llega a ocurrir se observa en los panales de cría que las abejas nodrizas eliminan toda la cría con alto nivel de endogamia. Por ello las reinas vírgenes, buscando machos de otros apiarios, acudirán a DCA más alejadas de lo que lo hacen los zánganos de las colmenas cercanas, como habíamos mencionado anteriormente.

Cuando una reina receptiva entra en el área de la congregación, una pandilla de zánganos en forma de cometa la sigue, atraídos por el aroma de sus feromonas. El cometa puede contener hasta 100 zánganos esperanzados.

Los grandes ojos compuestos en la parte superior de la cabeza de los zánganos les permiten seguir todos sus movimientos. De manera verdaderamente competitiva, el más rápido y ágil es el primero en aparearse. Solo toma un momento, y todo el interludio romántico termina en 3 a 5 segundos. Desafortunadamente para él,  muere en el proceso.

La reina continúa apareándose y puede repetir el proceso 12 o incluso 20 veces durante los próximos minutos. A menudo podrías observar a zánganos esperando a las reinas vírgenes, pero eso en realidad no es correcto. El hecho de que ya no sea virgen después del primer apareamiento no interfiere en los sucesivos apareamientos. El proceso reproductivo no cesará por un mero tecnicismo.

Un DCA es una cosa de abejas

Las abejas melíferas son inusuales en muchos aspectos y sus hábitos de apareamiento no son una excepción. La mayoría de las demás especies de abejas se aparean en el suelo o en flores. Los machos a veces se reúnen en grupos llamados leks, pero los leks se forman en las plantas cerca de las abejas hembras emergentes. En algunas otras especies, los machos actúan solos, recorriendo el área de anidación cerca del suelo mientras buscan una hembra recién emergida.

En la mayoría de las especies, los machos se aparean muchas veces y las hembras sólo una vez. A menudo, las hembras apareadas emiten una feromona que le dice al macho que ya está tomada y que debe seguir adelante.

ApiGranca comprometida con la conservación de la abeja negra canaria

En la decidida implicación de los socios de ApiGranca por la conservación de nuestra raza de abeja negra canaria, la fecundación de nuestras reinas se está viendo afectada por los pocos apiarios que en la isla y de manera ilegal mantienen otro tipo de razas y que continúan extendiendo la hibridación y poniendo en riesgo los esfuerzos de conservación de la raza local  que apicultores y Cabildo Insular estamos haciendo, con innegables consecuencias económicas y pérdida de biodiversidad que ello conlleva.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.