Lanzarote. Apicultura entre volcanes.

 

Artículo y fotos: Joaquín Alfaro Lee, socio de ApiGranca

Lejos de ser un paraje yermo y desolado, Lanzarote es una tierra fértil y agradecida, que con apenas unas escasas lluvias es capaz de tornarse en un manto verde lleno de flores. Sin embargo, quizás debido al cambio climático, los últimos años han sido muy duros para nuestro sector. Unido a la escasez de lluvias, ahora contamos con los vientos constantes del este que, cada vez con más frecuencia, arrastran la incómoda calima que quema los pequeños brotes que intentan abrirse paso en esa fugaz primavera y que en ocasiones no les permiten ni florecer. Todo esto nos ha llevado a una situación de extrema fragilidad, donde hay que estar en constante alerta para asegurar que a nuestras colmenas no les falte ningún factor esencial, no ya para lograr una buena producción, sino para simplemente mantenerlas sanas y con vida.

Foto cedida por Klaus Guttenberger

Aprovechando los zocos, que con tanto esmero y cuidado hicieron nuestros antepasados para el cultivo de la vid, se encuentran cobijadas de los Alisios mis colmenas, distribuidas en pequeños apiarios de dos y tres piezas para evitar que compitan por el escaso alimento. Cada apiario cuenta con su bebedero, para que nunca les falte ese elemento tan importante como lo es el agua. Las tapas han de estar pintadas de blanco o contar con algún componente que les proporcione sombra en los tiempos de más calor. Al respecto, las hojas de palmera suelen ser una buena solución para darles cobijo.

Por todas estas «dificultades», la apicultura en Lanzarote es una apicultura peculiar que requiere de una gran vocación y amor por lo que se hace por parte de quienes la practican, que no renegamos de hacerlo, aún a sabiendas de que, en el mejor de los casos, obtendrán una discreta producción. Hablamos por tanto de una producción intensiva más que extensiva que intenta obtener su ansiada cosecha de miel en un corto plazo de tiempo, lo que dura la floración, y que, si el año se presta bien, puede darse en varias ocasiones, una en Primavera y otra a finales de Otoño.

Joaquín Alfaro Lee

 

 

 

 

 

 

 

Accede a la galería fotográfica

Joaquín Alfaro Lee
2 Comments
  1. ¿Qué tal Joaquín? es para mí un gusto poder saludarte desde Guatemala city… Créeme que tus vídeos son muy buenos y me han servidooo mucho. Gracias, ¡no dejes de hacerlos!

  2. Sólo le escribo para darle ánimos para continuar haciendo ese gran trabajo de difusión,.
    Este pasado verano tuve la suerte de conocer su preciosa isla . Soy apicultor aficionado desde hacía ya años , y pensé varias veces que sería imposible tener allí colmenas . En una de las excursiones me pareció hasta ver colmenas en unos viñedos . Me costaba pensar que allí pudiesen subsistir abejas , incluso pensé que sería una zona perfecta para la fecundación controlada . Pues nada , estás abejitas no dejan de sorprenderme.
    Saludos desde Sevilla . Donde debido a la cusrentena, me encontraré ahora con
    más enjambres de los esperados .

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *