Socios de ApiGranca con la investigación científica

La vida de las abejas y la apicultura ha sido objeto desde tiempos milenarios de la investigación científica, desde los autores clásicos como Aristóles que al hablar del comportamiento de los animales se considera el padre de la Etología, hasta Karl Ritter von Frisch, el etólogo austríaco que recibió el premio Nobel en 1973 por sus estudios sobre la danza de la abeja.

La relación entre científicos y apicultores siempre ha sido beneficiosa para ambos colectivos, y ApiGranca contribuye en la medidas de sus posibilidades en varios proyectos relacionados con el mundo universitario o investigador.

De este modo, el pasado año 2021, se ponía en contacto con nosotros el investigador asociado en la Universidad de Rennes 2 (Francia) Samuel Perichon  que trabaja desde hace más de diez años sobre las prácticas apícolas, principalmente en los trópicos: sus publicaciones las podemos encontrar en  ResearchGate.

En su trabajo sobre la gestión no convencional de las colmenas extendió el estudio a todos los apicultores, sean cuales sean sus prácticas y sus modelos de colmena por lo que pide el apoyo de los apicultores españoles, y nos solicitaba la participación de nuestros socios en una encuesta.

Próximo a la publicación de su trabajo nos ha pedido permiso para incluirnos en la sección de agradecimiento por la colaboración de nuestros socios. Un detalle que nosotros agradecemos.

 

Para que nuestros lectores puedan hacerse una idea, nos ha hecho llegar un pequeño resumen de su trabajo.

Percepción de riesgos y amenazas para las colonias de abejas por parte de los apicultores en varias regiones europeas.

En Europa, desde hace varias décadas la abeja Apis mellifera se ha enfrentado a múltiples amenazas, muchas de ellas vinculadas a actividades humanas. Los apicultores generalmente se sienten impotentes para hacer frente a esta situación a menos que logren movilizarse políticamente, en contra del uso masivo de plaguicidas.

Algunos apicultores creen que estos problemas creados por el hombre pueden mitigarse rápidamente o incluso eliminarse con medidas audaces tomadas por las autoridades gubernamentales. Otros están más preocupados por las amenazas naturales como los parásitos, depredadores o recursos naturales en declive.

En el sur de Europa, los apicultores están haciendo sonar la alarma a medida que se vuelve cada vez más difícil mantener abejas. Esto contrasta con la situación descrita en el norte del continente, y en particular con Islandia, donde las amenazas se perciben como casi inexistentes. Esta dualidad Norte/Sur también es evidente cuando los apicultores evalúan su nivel de satisfacción desde su última temporada apícola, o cuando se les pregunta sobre el futuro de la apicultura en su región hasta 2040.

El sentimiento positivo o negativo sobre el desarrollo de la apicultura depende mucho de las motivaciones del apicultor; para quienes consideran la apicultura como una actividad económica o un complemento económico (sur), las incertidumbres de la producción conducen a una perspectiva negativa para el futuro. Quienes practican la apicultura como afición o con fines medioambientales (generalmente con un número menor de colonias, y originarios del norte de Europa), ven de forma positiva el futuro de la apicultura.

La presión por los resultados exitosos de la apicultura está inversamente relacionada con las expectativas futuras positivas.

Samuel Perichon, et. col.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *